Dragón Manticornio
Indice Progresivo
Secciones Fijas
 entrevista con Paolo FERRAROTTI, baterista del grupo CASTELLO DI ATLANTE.
Paolo FERRAROTTI

Entrevista de Manticornio a Paolo FERRAROTTI, miembro fundador de la banda italiana IL CASTELLO DI ATLANTE: .

MHV- ¿Cómo se interesaron en el rock progresivo?

Paolo- En primer lugar permíteme agradecerte, Alfredo, la hospitalidad para nuestra banda en Manticornio, y déjenme saludar a todos los amantes de la música progresiva que visitan tu sitio web. En particular, quiero enviarle un saludo a toda la gente que conocimos en el reciente Festival BajaProg, en marzo pasado. ¡Realmente todos son buena onda y fantásticos!

Respondiendo la pregunta, es muy simple: IL CASTELLO DI ATLANTE nació en 1974, en la cúspide del movimiento progresivo, por lo que era natural componer piezas progresivas. Siempre pensamos en tocar nuestra propia música en vez de perder el tiempo interpretando, quizá inadecuadamente, las canciones famosas de otros. Esta insistencia era un tanto extraña, pues en aquella época todos tocaban covers para ganar dinero en los bares y clubs, y nosotros, al contrario, desde el principio insistimos en tocar nuestra propia música.

MHV- ¿y cómo se formó la banda?

Paolo- En septiembre de 1974 Dino FIORE me propuso formar una nueva banda. En aquel entonces yo tenía 18 años y llevaba tres como baterista con mi propia banda, un trío que interpretaba música de The NICE y ELP, aunque después comenzamos a componer nuestras canciones. Dino, a quien conozco desde que éramos pequeños, pues vivía justo enfrente de mi casa, acababa de dejar un grupo que había dado muchos conciertos y grabado varios casetes; es decir, ambos teníamos ya cierta experiencia. Pero necesitábamos encontrar a alguien más, y recordé a este chico, Massimo, que tocaba el violín y también el piano. Luego de investigar un poco descubrimos que se llamaba Massimo Di LAURO, y aunque nos costó un poco de trabajo localizarlo, al final logramos reclutarlo.

Mientras tanto, también contactamos a Giampiero (GP) MARCHIORI, flautista y cantante, quien aceptó tocar con nosotros muy entusiasmado. Ahora necesitábamos un guitarrista, y alguien mencionó a Giorgio LOBASCIO, quien también aceptó unirse a la banda; de modo que los primeros integrantes fuimos: Dino en el bajo, Massimo en el violín, Giorgio en la guitarra, GP en la flauta y yo en la batería.

En febrero de 1975 nos encontrábamos en crisis, pues el estilo rockanrolero de Giorgio no combinaba bien con el del resto, que estaba más en línea con el sonido progresivo de ese tiempo. Por casualidad me encontré con Aldo [BERGAMINI], quien había sido mi compañero en el colegio, y le pedí que hiciera la prueba con nosotros, él aceptó y se integró fácilmente con nuestro estilo ¡era el guitarrista que necesitábamos!

Después, a principios de 1980, GP decidió abandonar la música para dedicarse a lo que realmente le apasiona, la fotografía, que es a lo que se dedica actualmente. Para finales de 1982, tras probar con muchos tecladistas, llegó Roberto [GIORDANO]. Finalmente, en 2001 Dino deja la banda y lo reemplaza Franco [FAVA].

MHV- ¡Vaya que tienen una historia larga! ¿Cómo le hicieron para mantenerse juntos y en activo desde 1974 hasta 1991, cuando publican su primer álbum?

Paolo- ¡Tienes razón, ciertamente es una larga historia! Comenzamos muy jóvenes, y crecimos y maduramos juntos. Todas esas experiencias que compartimos cimentaron nuestra amistad, que es la base de la banda: primero somos amigos, después músicos.

Desde el punto de vista musical, aquellos fueron años muy importantes, entre 1975 y 1982 dimos muchos conciertos y compusimos algunas de las canciones que se convirtieron en nuestros “caballos de batalla”, como ‘Il Vessillo del Drago’, ‘Semplice ma non troppo’ o ‘Cavalcando tra le Nuvole’. 1983 fue un año importante, pues publicamos un sencillo en vinil gracias al cual conocimos a Beppe CROVELLA, nuestro productor y gran amigo. Él nos llamó para grabar nuestro primer álbum, “Sono io il Signore delle Terre a Nord” como parte de la colección “New Prog ‘90” de la disquera Vinyl Magic, y que se convirtió en un punto de quiebre en nuestra carrera, gracias al buen éxito que tuvo. Y Beppe decidió producir nuestro segundo álbum, y el tercero, y los demás…

MHV- Entonces, ¿dieron conciertos durante la década de los 1970’s? ¿tienen grabaciones de aquellos conciertos?

Paolo- Si, durante los 70’s y 80’s dimos muchos conciertos en Italia, y grabamos algunos de ellos. Nuestro segundo álbum, “Passo dopo passo” contiene material de aquellos años; desafortunadamente, la calidad de las cintas no era tan buena, y solo pudimos usar una pequeña parte de las grabaciones, ¡una verdadera lástima!

MHV- ¿Tuvieron oportunidad de conocer a otras bandas italianas y de tocar con ellos?

Paolo- Conocimos Patrizio FARISELLI el tecladista de AREA, en 1978, y en 1981 conocimos a los integrantes de BANCO, pero nunca tocamos con ellos ni con otras bandas italianas.

MHV- Se toman su tiempo para componer y producir sus álbumes, de modo que su discografía es mas bien escasa, pero muy consistente. ¿Hay alguna estrategia detrás de esto?

Paolo- Bueno, en primer lugar deben saber que no nos dedicamos a esto de tiempo completo, todos tenemos otros empleos; además, la característica principal de CASTELLO es la unidad, pues no hay en la banda una personalidad predominante. Esto significa que trabajamos en equipo; alguno de nosotros (usualmente Roberto) nos presenta una idea y todos trabajamos en ella. Cuando la estructura principal ya está esbozada, trabajamos en las partes y, por ejemplo, Aldo me puede sugerir cierto patrón rítmico, o Roberto y Franco trabajan juntos la parte del bajo. Al final, todos deben terminar convencidos tanto de su propia parte como del conjunto.

Al mismo tiempo vamos trabajando los líricos, que usualmente escribo yo. La letra está basada en la estructura melódica, aunque a veces es necesario cambiar ciertas palabras para que se ajusten a la música. Finalmente trabajamos la armonía y musicalidad de toda la pieza, cuidando hasta los detalles más pequeños.

Por supuesto, este modo de trabajo consume mucho tiempo, sobre todo porque nuestras composiciones son largas, de 15 minutos o más, y al final nos damos cuenta que suenan muy diferente a como las habíamos imaginado, pero lo importante es que todos terminemos satisfechos con el resultado. Así, cuando interpretamos o escuchamos nuestra música estamos totalmente involucrados con ella, y cada vez nos sentimos profundamente emocionados, pues todos ponemos nuestra parte en la composición.

MHV- Y ¿cuál es la razón para retomar el sonido clásico de los años 1970’s?

Paolo- Para los años 80’s muchos instrumentos acústicos se reemplazaron por dispositivos electrónicos; una vez vi a un cuate que, usando cuatro teclados conectados por midi, ¡podía tocar como una orquesta completa! Nosotros mismos hemos empleado a veces una caja de ritmos en lugar de mi batería. Por supuesto, grabar así se ha vuelto más fácil y rápido, pero suena muy artificial y falso.

Hoy en día la tecnología disponible te permite casi todo, y el sonido es perfecto, pero creemos que es mucho más hermoso y emocionante el sonido natural de una tarola o de un mellotron chispeante, que la perfección fría que se obtiene con los dispositivos electrónicos. Aún más, si manipulamos lo menos posible los sonidos al grabar, a la hora de dar conciertos obtenemos un sonido casi idéntico.

MHV- ¿Cuál es el perfil musical de los integrantes actuales? ¿Que tipo de música escuchan actualmente?

Paolo- Debido a su educación de Conservatorio, a Massimo le gusta mucho la música clásica y la orquestal. Sus autores favoritos son BACH, BEETHOVEN y VIVALDI. A él también le gusta el progresivo, pero su verdadera pasión es la música clásica. En su casa tiene dos altavoces enormes, y cuando escucha ópera ¡parece que invitó a los sesenta elementos de la orquesta!. Sin embargo, su violinista favorito es Joe Venuti, un músico italo-americano de jazz de los años 40’s.

Aldo está absolutamente absorto con los grupo clásicos de progresivo, como PFM, BANCO, GENESIS, y especialmente JETHRO TULL.

Quizá el más abierto de todos es Roberto, pues aunque a él le gustan mucho los compositores y cantantes italianos, también aprecia el jazz-rock, la música clásica y la folkclórica.

Franco se inclina más por el rock’n’roll, pero por su larga experiencia también disfruta muchos géneros diferentes.

Yo prefiero el prog, tanto clásico como actual. De joven (¡hace muchos años!) me gustaba el heavy-metal, pero cuando descubrí el rock progresivo abandoné todos los demás géneros musicales. Cuando comencé a tocar la batería veneraba a Carl PALMER, de modo que cuando lo conocí en Mexicali en marzo fue algo muy emocionante. Después me enamoré de Phil COLLINS. Me gusta mucho su estilo para tocar la batería.

MHV- ¿Que opinas de la escena progresiva actual en Italia? ¿Conocen a otras bandas? ¿FINISTERRE, DEUS EX MACHINA, etc?

Paolo- ¡Es increíble cuantas buenas bandas hay en Italia! En el 2003 participamos en el “Proyecto Kalevala”, realizado entre la revista finlandesa Colossus y la disquera francesa Musea, que publicaron un álbum triple basado en el Kalevala, el poema épico finlandés. Colaboraron 30 bandas de todas partes del mundo, ¡y 13 de ellas fueron italianas!

Conozco bien a algunas bandas de la Electromantic (la disquera de Beppe CROVELLA), como CALLIOPE, CANTINA SOCIALE o RANDONE, que por cierto acaban de sacar un disco realmente hermoso. Además hay otras bandas muy buenas; recientemente vi a La TORRE DELL’ALCHIMISTA, The WATCH, y FINISTERRE, y todos son muy buenos. Hace algunos años dimos un concierto en Boloña junto con DEUS EX MACHINA, pero como esa noche tuvimos un enorme problema con los teclados, no pude verlos en acción.

Sin embargo, a pesar del gran número de bandas que hay en Italia, allá no hay muchos aficionados al rock progresivo. Muchas bandas, incluidos nosotros, son más conocidas fuera de Italia… ¡muy raro!

MHV- Su primer álbum se titular “Nosotros somos los Señores de las Tierras del Norte”. ¿Quiénes son los Señores del Norte?

Paolo- Es una alegoría, una metáfora. De cualquier forma es una imagen cercana a la realidad, porque vivimos dentro de las paredes de nuestro propio castillo, que nos protege de malas experiencias. Muchas veces el CASTELLO ha sido como un oasis de calma para todos nosotros, donde cada quien encuentra la fuerza y el equilibrio necesario para encarar la vida. En otras palabras, nosotros somos los Señores del Norte.

En nuestra música también empleamos muchas metáforas, pues nos atraen mucho los héroes épicos, sobre todo de la Edad Media: Atlante, el mago; Astolfo, con su caballo alado Ippogrifo; el guerrero Er, todos son personajes valientes y especiales. Después de todo, es necesario ser valiente para enfrentarse al mundo; debemos tener el coraje para ser nosotros mismos, para conocernos y compararnos con los demás para aprender y ganar experiencia, para detectar el lado brillante de nuestra vida y el de las personas que conocemos. Un “Señor del Norte” es la suma de todo esto, una persona sabia, en paz consigo misma.

MHV- ¿Cuáles son sus planes futuros? ¿Algún álbum para el año próximo?

Paolo- Bueno, tenemos muchos proyectos: queremos grabar uno de los conciertos que tendremos el próximo invierno, para publicarlo en DVD. Después asistiremos a dos festivales de progresivo; el primero, unplugged, tendrá lugar en Novara entre enero y abril del 2006, un concierto al mes, donde nos presentaremos junto con otras cinco bandas italianas, un proyecto muy interesante y emocionante.

El segundo proyecto es más importante, será un festival de tres días en mayo o junio, donde se presentarán nueve bandas, cinco o seis italianas y tres o cuatro extranjeras. El festival se realizará dentro del castillo medieval de Novara, un lugar realmente bello, muy apropiado para la música progresiva. Además, estoy en contacto con algunos promotores para participar en uno o dos festivales el verano próximo. Tenemos muchos hierros en el fuego, ¿no? ¡Esperemos que ninguno se nos queme!

ATC- Ya para terminar, ¿nos puedes dar tu propia definición de rock progresivo?

¡Buena pregunta! ¡y difícil!

Desde el punto de vista estrictamente musical, el rock progresivo tiene particularidades que le dan mucha libertad al autor: canciones largas, ritmos inusuales y temas fantásticos que forman un marco muy elástico donde moverse. De hecho, cada vez que escuchas una obra de progresivo puedes encontrar algo nuevo, que no habías escuchado antes. Pero el progresivo, por ser profundo y demandante, también puede considerarse un “estilo de vida”. Verán, puedes escoger vivir totalmente confiado, sin cuestionarte nada, o puedes hacer un esfuerzo para entender a la gente, a ti mismo antes que a nadie. En este caso, tu forma de vida será profunda y demandante.

De cualquier modo creo que cualquier etiqueta o definición es simplemente un adjetivo que indica la manera de definir algo; podría parecer un tanto reduccionista, pero lo más importante es lo que dices, ¡y no como lo dices! Puedes expresar tus sentimientos y emociones de muchas formas: escribiendo poesía, pintando, componiendo música. No importa tanto si el resultado es una pieza de 15 minutos de duración con diferentes partes musicales; lo que realmente importa es expresar siempre lo que tienes en mente. Desde este punto de vista, no entiendo a las “bandas tributo”. ¿Qué caso tiene interpretar fielmente ‘Watcher of the Skies’, que considero una de las mejores canciones del prog? No hay nada propio allí, excepto la habilidad técnica, pero ¿y dónde quedan las emociones? Yo respeto más a un músico que expresa sus propios sentimientos, quizá con limitaciones técnicas, que a un virtuoso que interpreta música de otros.

ATC- ¿Algo más que desees agregar?

Si Alfredo, una cosa más: como ya he dicho antes, me considero una persona afortunada por estar con IL CASTELLO DI ATLANTE. El Castillo de Atlante existe en la realidad, no solo como el nombre de la banda, sino que también es nuestro estudio, donde llegamos con un saco lleno de pensamientos y preocupaciones que abandonamos en la entrada; dentro solamente existe nuestra música, y allí estamos cómodos y en paz. Cuando salimos del estudio, cargamos con nuestros sacos en la espalda, ¡pero te puedo asegurar que ahora son más livianos!. Seguramente sería una persona diferente de no haber conocido a estos cuatro amigos, ¡porque somos verdaderos amigos!

Gracias por la hospitalidad y ¡saludos a todos!

¡Hasta la vista!

Paolo
 


arriba
octubre 2005, Martín HERNÁNDEZ VALDÉZ + Alfredo TAPIA CARRETO, para
© www.manticornio.com
 
compilaciones artistas con Z artistas con Y artistas con X artistas con W artistas con V artistas con U artistas con T artistas con S artistas con R artistas con Q artistas con P artistas con O artistas con Ñ artistas con N artistas con M artistas con L artistas con K artistas con J artistas con I artistas con H artistas con G artistas con F artistas con E artistas con D artistas con C artistas con B artistas con A artistas con número Registros para nuestro libro de visitas. Las personas que estamos atrás de esta página. Los artistas literarios que han influido en la hechura del rock progresivo. Para aprender un poco más sobre el rock progresivo. Los Instrumentos Musicales más utilizados para hacer Rock Progresivo Amenas charlas con artistas progresivos.