Dragón Manticornio
Indice Progresivo
Secciones Fijas
 entrevista con Miguel LÓPEZ, líder del grupo HONGO.
ATC– ¿Cómo, cuándo, dónde y por qué hicieron HONGO?

Miguel– La idea de formar la banda nació a mediados de 1993 (en mi mismísima cabeza), cuando yo todavía formaba parte de un grupo llamado CÓDIGO HUMANO. En aquel entonces no tenía muy definido el concepto, pero sé que necesitaba -a nivel personal- participar en un grupo que fuera capaz de crear e interpretar obras con cierta complejidad, tanto rítmica como armónicamente hablando. Ese mismo año, después de haberlo escuchado tocar en tres o cuatro ocasiones, coincidí con Juan Carlos BRIONES en la última presentación de su grupo de aquel entonces: La VIUDA; platicando sobre la idea que yo tenía, decidimos juntarnos para experimentar un poco. El por qué de todo esto, surge de la necesidad que teníamos como individuos de conocer nuestros límites -o por lo menos buscarlos- como instrumentistas, darnos la oportunidad de explotar nuestras capacidades y sentirnos más libres, a diferencia de los proyectos en los que habíamos participado anteriormente. Más adelante invité a Juan Carlos BERDÓN a participar con nosotros, él formaba parte de un grupo llamado TUTELA APAGANA -del que yo también era miembro-. BERDÓN tenía las mismas inquietudes que Juan Carlos y yo y a partir de entonces se puede decir que nació HONGO como banda, esto es quizá por mayo del 94. Nuestra primera presentación -muy acorde a la propuesta del grupo en aquel entonces- fue el 15 de septiembre de 1994, en medio de un país turbulento y sumamente politizado. Olinto sustituyó a Juan Carlos BERDÓN en 1996 y vino a reafirmar y recrear el concepto definitivo del Hongo: música para nosotros mismos, jajaja. Quién se sienta aludido, bienvenido sea.

ATC– ¿Tuvieron desde el principio la idea de hacer rock progresivo?

Miguel– No exactamente e incluso me atrevería a decir que; hasta la fecha, no hay nada definido al respecto. Nos etiquetamos progresivos, aun cuando muchas de las cosas que hacemos trascienden ese frontera. Los progresivos más rudos dirían que "coqueteamos" con géneros banales (el metal, el pop). Lo cual por supuesto, además de ser una visión bastante estrecha y desabrida de la música, no es particularmente cierta. Lo que nos plateamos desde un principio fue transgredir nuestras propias fronteras, experimentar de la mano de nuestras posibilidades creativas y nuestros gustos musicales; sin limitarnos como instrumentistas y a la vez como individuos, pero siempre componiendo y participando alrededor de una obra en particular y no de un individuo. La idea no era "presumir" o mostrar nuestras capacidades a nivel individual, a pesar de ser esto último, una de las cosas que más disfrutamos, pues es lo que nos proporciona mayores posibilidades como músicos, pero siempre conscientes de que la obra en sí es más importante que el trabajo individual.

ATC– Una pregunta obligada: ¿Por qué llamaron HONGO a su grupo?

Miguel– El nombre del grupo es bastante fortuito. Buscamos palabras o combinaciones de las mismas que nos agradaran. A Juan Carlos BERDÓN (primer guitarrista del grupo) le gustó el nombre de Hongo y yo propuse agregarle la denominación científica de los alucinógenos de Huatla de Jiménez, Oaxaca, para posteriormente crear una idea respecto al significado del mismo. Esto tiene que ver con la música como una entidad capaz de transportarnos a estados alterados de consciencia e incluso apta para transformar la realidad misma; en el sentido de los enteógenos, la posibilidad de convertirnos en dioses o acercarnos a los mismos. "Las puertas de la percepción", diría HUXLEY. Bastante mamón el concepto, pero en cierto sentido cercano a lo que experimentamos como individuos mientras tocamos y en espera de que algo similar ocurra con quien nos escucha.

ATC– ¿Qué artistas consideran que son su mayor influencia?

Miguel– Esta pregunta sería, de entrada, algo que cada uno de nosotros tendría que responder a nivel individual; sin embargo, puedo asumir la estafeta y decir que el espectro musical que escuchamos es tan amplio, que difícilmente podríamos -siendo honestos con nosotros mismos- determinar a los músicos o las bandas que nos han influenciado a lo largo de los años, Lo que sí te puedo asegurar, es que somos personas sumamente receptivas y lo mismo escuchamos un pop facilón -aunque de muy buena manufactura- como U2 o Alejandro SANZ (no tan sencillo, por cierto), hasta meternos en los laberintos del Jazz Fusión, vía proyectos como GAMBALE, HAMM y SMITH o monstruos sagrados del progresivo como KING CRIMSON, YES o ZAPPA, qué decir de José José, al cual todos nosotros -inevitablemente- conocemos. Dicen que soy un payaso...

ATC– ¿Qué hacía Miguel antes de ser parte de HONGO?

Miguel– Miguel hacía - y disculparás que cambie la persona en la que escribo, pues no quiero sentirme como Hugo SÁNCHEZ: un personaje que se inventa a sí mismo constantemente -lo que he hecho toda la vida, cuestionarme de manera exhorbitante acerca de la vida y lo que alrededor de ella acontece, comenzando por la mía y en un sentido más práctico o común, trabajar en algunas cuestiones que me pudieran proporcionar algunos pesos para sobrevivir mientras me sigo matando con lo que es parte de mi alimento espiritual y necesario -por así decirlo- de la vida cotidiana que es la música. Desde 1991 me considero un músico y a partir de entonces no he dejado de participar en proyectos musicales, algunos más cercanos a mí, otros escandalosamente lejanos, como ser músico de eventos. Y bueno, digamos que la parte cotidiana y material se ha manifestado de una forma por demás ambigua, desde trabajos relacionados con mi carrera (ingeniería en electrónica), hasta cuestiones que nada tienen que ver con la misma, como meserear en antros.

ATC– ¿Qué hacía Juan Carlos antes de ser parte de HONGO?

Miguel– Juan Carlos, antes del HONGO era músico y en algún momento tuvo la idea -muy equivocada, desde mi perspectiva- de estudiar una carrera merced a presiones familiares. Es curioso, pero creo que Juan Carlos es de las pocas personas que conozco, si no es que la única, cuya única vocación es la música. No podría imaginarme a Juan Carlos como agente de tránsito, burócrata de la SEP o académico de la UNAM. Yo siempre lo he visto como un músico de pies a cabeza, incluso sin necesidad de la rigurosa formación académica y etcétera. Pienso que Juan Carlos, construía un preámbulo a lo que es ahora: un monstruo de la percusión, específicamente de la batería, donde estoy seguro, nos seguirá brindando momentos memorables y capaces de transmitir una energía inusual para el común de los mortales. O quizá nos ayudará a descubrirla a través de esos "mandarriazos" que le pone al instrumento y que nos transportan de manera irremediable a los abismos insondables de nuestra inconsciencia, afortunadamente de manera consciente, pues podemos recapitular sobre ella,

ATC– ¿Qué hacía Olinto antes de ser parte de HONGO?

Miguel– Olinto, antes de ser parte de HONGO, hacía historia; es decir, creaba una mitología -relacionada con la ciudad de Puebla, aunque yo creo que no debería ser exclusiva de- con la manera en la que interpreta su instrumento, que es la guitarra eléctrica. Olinto se transformaba en ícono (quizás "sin querer queriendo", a la manera del chavo del 8) al compás de los acordes y las notas que fue dando a lo largo de veinticinco años -o un poco más- mientras tocaba con Carlos ARELLANO, QUASARS, Los PATOS PIRADOS (Los Pitos Parados) o TIERRA BALDÍA. Si bien Olinto no es el atleta consumado, tipo Steve VAI y compañía, con todos los elogios que me merecen dichos instumentistas, pues hay personas con una capacidad por demás probada a niveles "guitarrísticos", con una velocidad y técnica envidiable, este individuo sí es de esos músicos de ideas creativas e inolvidables; lo que la música sagrada -los clásicos- un David GILMOUR (con sus respetables distancias, que por supuesto otorgarán ustedes). Olinto es una de esas personas que sin conocerlas, dejan una huella profunda en nuestra alma. Será quizá por eso que se hizo psicólogo, además de músico, porque quería ahondar en la profundidad del ser para no ser. La música que crea lo confirma.

ATC– ¿A dónde quiere llegar HONGO? es decir, ¿cuáles son sus sueños como grupo mexicano de rock progresivo?

Miguel– Me gustaría decir que no más allá de la esquina de nuestras necesidades personales; en el sentido estricto de que nuestro alimento cotidiano es hacer música. Sin embargo, relacionado con cuestiones materiales y tangibles, diré que a los tres nos gustaría viajar y ganar dinero, de manera que pudiéramos tener más tiempo para estar más cerca de lo que amamos -que es la música-, amén de las mujeres, que se alejan de nosotros con frecuencia; supongo que merced a lo mismo.

ATC– ¿Cuáles son los más gratos logros que han tenido como grupo?

Miguel– Encontrarnos. Lo demás sale sobrando, son medallas intercambiables en el campo de batalla y merced a la época y los tiempos que se viven.

ATC– Para terminar, ¿me pueden dar su propia definición de Rock Progresivo?

Miguel– Nope Alfredo; lo siento, esta entrevista la está contestando - desafortunadamente- un sólo individuo, pero gracias por invitarnos y gracias por preguntar.


arriba
octubre 2003, Alfredo TAPIA-CARRETO, para
© www.manticornio.com
 
compilaciones artistas con Z artistas con Y artistas con X artistas con W artistas con V artistas con U artistas con T artistas con S artistas con R artistas con Q artistas con P artistas con O artistas con Ñ artistas con N artistas con M artistas con L artistas con K artistas con J artistas con I artistas con H artistas con G artistas con F artistas con E artistas con D artistas con C artistas con B artistas con A artistas con número Registros para nuestro libro de visitas. Las personas que estamos atrás de esta página. Los artistas literarios que han influido en la hechura del rock progresivo. Para aprender un poco más sobre el rock progresivo. Los Instrumentos Musicales más utilizados para hacer Rock Progresivo Amenas charlas con artistas progresivos.